sábado, 23 de enero de 2010

...A consigna de mi ser


He retornado a la danza, habiendo demorado mi espera por causas incorrectas o conductas inciertas, más como antaño logre volver.
Buscaba paraísos en las más altas montañas, sabiendo que me encontraba en el fondo de un gran cañón, más al ritmo de mis pasos he prolongado mi escalar. Aspirando a no volver a encallar en disposición de alguien o algo...ahora doy fin a la pesadilla de cronometrica desesperanza, devolviendo a mí una sana ventura con vibras de ir mejorando.
Inmóvil ya no me encuentro de llanto por incertidumbre, dispongo a mente y cuerpo como el más hermoso compás de un soneto o de un vals.

No hay comentarios:

Publicar un comentario